lunes, 10 de diciembre de 2012



FECHA DE INSCRIPCIÓN 1er. CUATRIMESTRE 2013

25 de febrero al 1º de marzo, a partir de las 9.00 hs. hasta las 13.00 hs. y de 14.00 hs. hasta las 16.30 hs.

Inicio de actividades25 de marzo 2013

miércoles, 28 de noviembre de 2012


DIARIO POPULAR, 25 de noviembre de 2012. Suplemento dominical
 
TALLERES DE PREVENCION
 
SABER COMO CAER EVITA FRACTURAS A LOS ADULTOS MAYORES
 
El 29% de las personas de 65 años o más se cayó durante 2011 y en el 22,7% de los casos sufrieron fracturas. En el Hospital Ramos Mejía hay un taller donde se enseña cómo ir acomodando el cuerpo a medida que se cae.
 
POR NATALIA MUÑIZ
 
   En la casa o en la calle. Nadie está librado de pisar mal o tropezarse por desniveles u objetos tirados, el mal estado de las veredas, falta de iluminación, entre otros factores. La cuestión es que elevados son los casos de fracturas, contusiones, golpes, esguinces y traumatismos por caer mal; y muy pocos saben cómo caer bien.
   Sí, porque se puede caer bien, hay talleres de prevención donde se enseña distintos métodos, y los especialistas aseguran que son más efectivos que el reflejo de tratar de poner las manos, dado que muchas veces no suele evitar la caída y termina ocasionando una fractura de muñeca.
   En una investigación realizada por la Fundación MAPFRE Argentina se indicó que el 29% de las personas mayores de 65 años se cayó durante 2011, el 56,7% fuera del hogar y el 43,3% dentro de su vivienda, sufriendo fracturas el 22,7% de los casos; contusiones y golpes, el 48,5%; esguinces, 8,2%; cortes, 8,2%; traumatismos sin especificar, 7,1%; fisuras, 4,1%; entre otras lesiones.
   Las caídas son uno de los accidentes más temidos por los adultos mayores y tras sufrir una ese miedo suele acrecentarse, incluso muchas personas comienzan a recluirse, evitar salir de la casa, con la consecuente pérdida de redes sociales, siendo peor el “remedio” que la enfermedad.
   “Hay formas de caer que son especialmente peligrosas y tienden a provocar fracturas en las personas mayores”, destacó Miguel Hadid, Jefe de la Unidad de Geriatría del Hospital Ramos Mejía, donde desde hace años se dicta un taller de prevención de caídas en el que se enseña métodos de relajación, movimientos y cómo actuar ante un imprevisto. También este mes comenzó a dictarse en la Escuela de Ciencias del Envejecimiento, de la Universidad Maimónides.
   Consultado por este diario, Hadid destacó: “A nivel gerontológico, para evitar fracturas se recomienda evitar las caídas y prevenir el avance de la osteoporosis, pero nosotros le dimos una vuelta de tuerca más, nos preguntamos cómo reducir el impacto de la caída y empezamos a enseñar a caer sin lastimarse, tomando técnicas de las artes marciales, con los cuales la persona aprende a rodar en vez de darse contra el piso”.
   Al respecto destacó que se enseñan dos modos básicos: “uno, rodar hacia delante, ya que por lo general se cae hacia delante; y el otro, caer hacia atrás”, y descartó la posibilidad de “usar las manos para evitar las caídas porque suelen provocar fracturas de muñecas, una de las más comunes entre los adultos mayores”.
   “Se cree que colocando las manos uno se defiende de lastimarse evitando la caída, cuando en realidad, una vez que está lanzada la caída lo que hay que hacer es acoplarse a ella, dejar que el cuerpo se vaya acomodando, si uno incorpora el automatismo de no evitar el impacto contra el piso sino irse acomodando con el piso, aunque se caiga no se lastima y esto lo hemos comprobado con la gente que viene a los talleres”, afirmó.
 
Los beneficios
   Desde la Unidad de Geriatría se presentaron trabajos con los beneficios comprobados en el taller de prevención de caídas, uno de ellos “Enseñar a caer: un abordaje novedoso de las caídas y sus consecuencias” fue publicado por el Dr. Miguel Hadid y la Dra. Maya Sinjovich en la Revista del Hospital Ramos Mejía, y expuesto en una sesión de la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría (SAGG).
   En la actualidad están trabajando en una evaluación, comparando los resultados obtenidos con un grupo de personas que no asiste al taller a fin de demostrarlo con números, “que es el modo en que se presta atención desde lo científico”, aclaró Hadid, y las conclusiones estarán hacia fin de año.
   “Es muy novedoso y da resultados, vemos que los asistentes al taller se benefician muchísimo. Por un lado, si se caen no se lastiman o baja la intensidad; por el otro, dejan de tener miedo a caerse, lo que hace que se retraigan y después no quieran salir, no se socialicen.
   Además contábamos con un beneficio adicional que no estábamos buscando: para ir ejercitando el automatismo de la caída no traumática la gente tiene que moverse, coordinar los movimientos de su cuerpo y cuando se tropieza o resbala recupera el equilibrio y evita la caída, algo que antes no podía hacer”, agregó.
 
Caída oblicua hacia atrás
   Elevando miembros superiores y evitando el contacto con el suelo. El contacto con el piso se inicia en la nalga de un lado y continúa en dirección hacia el hombro del otro lado. Cabeza y cuello están protegidos porque no son presionados. Se insiste en evitar el contacto de manos y codos, causa de fractura de muñeca y de húmero.

Caída hacia adelante
   Se imparte progresivamente iniciándose en contacto con el piso y finalizando desde la posición erecta.
Técnica caída hacia delante con rodilla en tierra: evitando el contacto de la cabeza con el suelo, y el apoyo de mano, codo y hombro.
Técnica de caída hacia delante partiendo de la posición de cuclillas:  con contacto fugaz de la rodilla con el piso.
Técnica de caída hacia delante sin contacto de la rodilla con el piso:  es la corrección de la caída más habitual.

Recuadro: Efectos esperados
   El taller de prevención de caídas y fracturas que se desarrolla en la Unidad de Geriatría del Hospital Ramos Mejía aportó efectos inesperados a los profesionales y asistentes.
   En el trabajo "Enseñar a caer: un abordaje novedoso de las caídas y sus consecuencias", publicado por el Dr. Miguel Hadid y la Dra. Maya Sinjovich en la revista del nosocomio se destacó que aunque el propósito inicial "se limitaba a evitar las consecuencias perjudiciales de las caídas, hemos encontrado resultados que excedieron ese propósito".
   "Entre los cambios mensurables observamos una mejora en el equilibrio, la coordinación postural y la capacidad aeróbica", se indicó.
   Asimismo se evidenció "una menor influencia del temro a caer en el desarrollo de las actividades de la vida diaria".
   "Entre otras consecuencias no planeadas -se señaló-, el relato de los adultos mayores denota que recuperan su autoconfianza: vuelven a generar proyectos propios e incrementan su inclusión social en un ambiente de diversión y cooperación".

jueves, 15 de noviembre de 2012

EL PROGRAMA UNITE INVITA A TODAS AQUELLAS PERSONAS QUE ESTÉN INTERESADAS A REALIZAR EN EL AÑO 2013, EL NIVEL DE EDUCACIÓN SECUNDARIO PARA ADULTOS, A LA CHARLA QUE SE LLEVARÁ A CABO EL MARTES 27 DE NOVIEMBRE EN EL HORARIO DE LAS 13 HS. EN LA FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES DE LA UNLZ, EN LA CUAL VENDRÁN AUTORIDADES DEL FINES (PLAN DE FINALIZACIÓN DE ESTUDIOS PRIMARIOS Y SECUNDARIOS) PARA CONTARNOS COMO SE DESARROLLARÁ EL PLAN DE ESTUDIOS.

martes, 6 de noviembre de 2012


DIARIO POPULAR, domingo 4 de noviembre de 2012 

EN 2032, LOS MAYORES DE 60 EQUIPARARAN A LOS MENORES DE 15
 
ARGENTINA: UNA SOCIEDAD QUE SIGUE ENVEJECIENDO
 
A nivel mundial, cada mes, un millón de personas cumplen 60 años. En Argentina, comparando los grupos etáreos hay 5,7 millones de personas adultas mayores, mientras que niños/as de entre 0-5 años hay 3,3 millones.
 
POR NATALIA MUÑIZ
 
El envejecimiento de las sociedades es un hecho evidente desde las últimas décadas, que se profundizará en las siguientes. Cada vez más personas llegan a la vejez y a la vez son longevas -octogenarias, nonagenarias, centenarias-. Esta revolución demográfica es uno de los mayores logros de la humanidad, debido a los avances científicos, medicinales, sociales, entre otras variables. En nuestro país todas las provincias tienen una población envejecida, menos Tierra del Fuego, que de todas formas se ubica casi en el límite del indicador, y las proyecciones señalan que hacia el 2032 las personas mayores de 60 años equipararán a los/as menores de 15.
Un informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) destaca que el mundo cuenta con 893 millones personas mayores de 60 años. Cada mes, a nivel mundial, un millón de personas cumple 60 años.    
En América Latina, en los últimos 50 años, la esperanza de vida aumentó casi 20 años, con lo cual en la región hay 60 millones de personas adultas mayores.
Las proyecciones indican que hacia el 2050, el 21,7% de la población mundial -2.400 millones- serán personas mayores. Y si bien a mediados del siglo XX el envejecimiento de las sociedades era un fenómeno de los países desarrollados desde hace unas décadas este proceso se vivencia en los países en desarrollo -dado que esas sociedades 'jóvenes' envejecieron- y este proceso será mucho más acelerado en los próximos años.
En este marco, datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) obtenidos en el último censo detallan que en nuestro país:
 
* El 14,3% de la población argentina tiene 60 años o más.
 
* Las personas de 75 años y más son 1.481.307, lo que representa el 30,4% del grupo de 60 años y más.
 
* El 2,4% del total de la población tiene 80 años o más.
 
* La esperanza de vida al nacer -proyecciones 2010-2015- es de 76,13 años para ambos sexos: 79,95 años para las mujeres, 72,45 años para los varones.
 
* A los 60 años, la expectativa de vida es de 19,9 años para ambos sexos: 22,3 años para las mujeres, 17,4 años para los varones.
 
* En el grupo de personas de 60-64 años hay 88 hombres por cada 100 mujeres; de 65-69 años, 83 hombres por cada 100 mujeres; de 70-74 años, 76 hombres por cada 100 mujeres; de 75-79 años, 67 hombres por cada 100 mujeres; de 80-84 años, 55 hombres por cada 100 mujeres; de 85-89 años, 45 hombres por cada 100 mujeres; de 90-94 años, 35 hombres por cada 100 mujeres; de 95-99 años, 25 hombres por cada 100 mujeres; de 100 años y más, 29 hombres por cada 100 mujeres.
 
* Comparando grupos etáreos: hay 3.337.652 niños/as de 0 a 5 años; si el grupo se amplía de 0 a 10 años hay 6.718.871 niños/as; y si se amplía de 0 a 15 años hay 10.940.952 niños/as y adolescentes. Mientras las personas de 60 años y más son 5.725.838.
 
Las proyecciones
 
Las cifras fueron brindadas por la directora nacional de políticas para adultos mayores (DINAPAM), Mónica Roqué, quien destacó que "los datos permiten hacer una proyección de la realidad y planificar políticas gerontológicas" aprovechando el bono demográfico, dado que para "el 2032" se estima que en nuestro país "habrá la misma cantidad de personas de 60 años que menores de 15 años".
En este marco explicó que "Argentina está aprovechando" estos años antes que se equipare la población mayor con la menor, dado que "es una ventana de oportunidades para capacitar a profesionales, generar acciones, servicios, programas de promoción" de envejecimiento activo y saludable, desde ámbitos gubernamentales, universidades y ONG’s.
Asimismo, destacó que "hay un cambio de paradigma" sobre la vejez "que pasa de pensar a los adultos mayores como objetos de atención a otro modelo como sujetos de derecho, protagonistas de su cambio, preguntándoles qué quieren, promoviendo su participación y respetando sus decisiones".
 
 
Recuadro: Derrumbando prejuicios
 
.El doctor en Psicología, especialista en Mediana Edad y Vejez, Ricardo Iacub, manifestó la importancia de derrumbar los modelos obsoletos de vejez que aún siguen circulando socialmente, pese a que la experiencia cotidiana muestran otros estereotipos: adultos mayores activos y con proyectos.
Iacub contó que en una charla con adolescentes le preguntó cómo describirían a una persona mayor y los jóvenes contestaron en base a las representaciones sociales: "una persona con anteojos, canas, usando bastón, cansada", pero al consultarles si sus abuelos eran así ninguno de los jóvenes levantó la mano.
En una charla con la prensa, en el marco de la campaña nacional del Buen Trato hacia las Personas Mayores, realizada por la Dirección Nacional de Políticas para Adultos Mayores (DINAPAM), dependiente de la Secretaría Nacional de Ninez, Adolescencia y Familia, del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Iacub destacó que los estereotipos negativos hacia la vejez, en las personas mayores provocan:
 
* Sensación de amenaza.
 
* Menor rendimiento en el funcionamiento intelectual.
 
* Aumento de la respuesta cardiovascular.
 
* Abandonos anticipados de roles laborales y sexuales.
 
Imágenes positivas
 
En cambio, destacó que las imágenes e información positiva generan:
 
* Mejora la eficacia y confianza en el adulto mayor.
 
* Permite el desarrollo de metas.
 
* Se observó que las personas con mejores percepciones sobre la vejez había un incremento de 7,5 años promedio de vida.
 
 
Recuadro: Los detalles
 
Datos del último censo del INDEC indican que:
 
* El 95% de las personas mayores de 65 años tiene jubilación o pensión.
 
* Los cambios en el sistema previsional -jubilación anticipada y moratoria- incluyeron a 2.500.000 personas mayores.
 
* El 75% cuenta con obra social; 12%, prepaga; 2%, planes de salud.
 
* El 85% de los adultos mayores reside en viviendas propias.
 
* El 86% de los adultos mayores habita en casa o departamento.
 
* El índice de institucionalización -residencias de larga estadía- es bajo: 1,5%.
 
* El 55% vive en hogares unipersonales.
 
* El 96% tiene redes de apoyo familiares.
 
* El 98% de los mayores sabe leer y escribir.
 
* El 72% de las personas mayores de 60 años no tienen discapacidad.
 
* El 17% vive solo.
 
* Datos del Ministerio de Salud señalan que el 33,9% tiene enfermedades del sistema circulatorio; 16,5% enfermedades del sistema respiratorio; 4,2%, enfermedades infecciosas

miércoles, 31 de octubre de 2012


Gujis brindó una charla para los estudiantes de UniTE

El reconocido publicitario y conductor del programa "El show Creativo" brindó una charla para los adutlos mayores que cursan en la Universidad para la Tercera Edad, en el auditorio Walsh. “La primera condición que tiene que tener una publicidad es sorprender, llamar la atención”, señaló.
Juan Gujis, el reconocido publicitario que es además profesor de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, brindó ayer por la tarde una charla sobre publicidad a los estudiantes del programa Universidad para la Tercera Edad (UniTE).
El auditorio Rodolfo Walsh estuvo colmado de alumnos y del plan que incentiva a los adultos mayores a seguir adquiriendo conocimientos y que apunta a la integración.
En un ambiente sumamente cálido y agradable, Gujis, compartió sus experiencias y realizó un análisis sobre publicidad junto a los estudiantes. El famoso conductor del "Show Creativo", programa que se emite en la actualidad, comenzó la charla brindando una premisa:"Una publicidad debe sorprender, llamar la atención. Afortunadamente en publicidad la gente tiene su punto de vista como en el fútbol. Es decir, no todo el mundo piensa lo mismo ni hace publicidad de la misma manera. En publicidad, según mi entender, hay que hablar de ventajas y no de virtudes", enfatizó Juan Gujis.
El Programa UniTE "concibe la educación como un derecho social tendiente a la inclusión, el desarrollo del conocimiento y de la creatividad, a la vez que una oportunidad de vinculación, participación e intercambio".
"En alguna oportunidad he visto poner en afiches la foto de un protagonista y abajo del mismo decía: sabe y es creíble. Es como si yo hoy frente a ustedes en el auditorio dijera: yo, Juan Gujis, soy creíble. Los que tienen que decir que soy creíble son ustedes no una publicidad", señalo el Gujis.
"Otro caso es un aviso publicitario de la provincia de Río Negro con un mensaje que decía: en vacaciones venía a Río Negro. Ahora, yo me pregunto: ¿Por qué voy a querer ir a esa provincia, que ventaja tiene?", concluyó el reconocido publicitario.
El programa UniTE, tiene como objetivo "facilitar a los adultos mayores el acceso a nuevos conocimiento del mundo actual así como también favorecer nuevas construcciones del conocimiento en las personas y estimular su potencial creativo". En este marco, además de una amplia oferta de cursos y actividades, también propone charlas con personalidades reconocidas de distintas áreas.


* Inforegión Nota correspondiente a la publicación del día 26 de Octubre de 2012

lunes, 15 de octubre de 2012


I encuentro Nacional de comunicación/educación con adultos mayores todo un éxito 

En el marco del Congreso de Comunicación y Educación (COMEDU)  se desarrolló el “Primer Encuentro Nacional de Comunicación y Adultos Mayores”. Gracias al aporte de las distintas  instituciones, universiadades y grupos el evento tuvo un resultado muy positivo.
El mismo se realizó el día jueves 12 de septiembre en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de UNLP, y se propuso  instaurar el diálogo y articular acciones con universidades, carreras de comunicación, espacios sociales y profesionales, y distintos grupos que trabajan en el ámbito. 
 
Así mismo se buscaba con el encuentro reforzar el papel de la educación y la comunicación social en el entramado redes educativas-comunicacionales tendientes a fortalecer los derechos y el bienestar de los sujetos pertenecientes a este grupo poblacional junto con las demás generaciones.
 
Para ello es que el evento se dividió en dos ateneos, El Primer Ateneo respondía a la  Comunicación/ educación con adultos mayores, con la participación de: 
 
Jorge Tognolotti (Univ. de la Tercera Edad – UNLZ) / Marisa Arévalo (ABCLocura – CABA) / Virginia Barbieri y Santiago Puca Molina (UNPA) /Virginia Viguera y Sara Iajnuk (PEPAM – UNLP) / Florencia González de Langarica (Fundación MALBA) / Diego Berman (Programa “Abuelos Hoy).

 
El Segundo Ateneo orientado a las Políticas públicas, medios de comunicación y adultos mayores a las cuales asistieron los expositores: 
 
Leandro y Esteban (Dinapam) / Élida Penecino y Matías Murias (UNR) / Gabriela Guzmán (Escuela de Gerontología, Rosario)/ Fabián Mosello (PEUAM – UNVM) / Norma Labarta Pérez (Centro Honrar la vida, Lomas de Zamora)
 
Del mismo surgieron algunas reflexiones y debates entre ellas Fabián Mosello del PEUAM de la Universidad Nacional de Villa María, quien en la presentación de la revista “senderos” contaba su experiencia con la escritura y afirmaba: “La función  de la comunicación y escritura habría como un  movimiento centrifugo y centrípeto.  Centrifugo en  el sentido que la comunicación  permite salir del encierro  y  de la endogamia, lo que logra reposicionar  a los adultos mayores y a los agentes que trabajamos con ellos, en un lugar productivo en  la sociedad” 
 
Por otro lado marcaba “el movimiento centrípeto  de la escritura permite  la reflexión y la autorreflexión, quien escribe  y coordina un taller  para adultos mayores va ir reflexionando desde su propia práctica”.
 
Fueron surgiendo distintas perspectivas como los aportes de Gabriela  Guzmán y Ariel Vicente  quienes contaban que eran parte  del equipo de la escuela de gerontología de Rosario. Una institución municipal de la ciudad, que esta abocada a educar, capacitar e investigar para promover  los derechos de los adultos mayores. En dicha institución más de 500 alumnos asisten a los  talleres que tienen una amplia diversidad: Idiomas, telares, salsa, yoga, taller  de nuevas tecnologías, literarios, taller de la memoria y cine, etc.

También hablaron del  proyecto 60/100, un ciclo de pequeños cortos que busca responder a la pregunta  ¿qué es ser un adulto mayor?  La idea  en general  es que los que  respondan la pregunta sean los propios  mayores,  tomando la palabra para construir sus propias historias. 
 
En consonancia con esto Leonardo  Murolo de la universidad de Quilmes,  explicaba que a través de la experiencia de los  proyectos de extensión se puede trabajar con centros de jubilados en busca de rescatar la memoria local.  Para llevar a cabo este trabajo se encuentran filmando un ciclo de  “historias mínimas” donde los adultos cuentan sus historias de vida. 

Otra de las  personalidades que asistió fue Norma Labarta Pérez , del Centro Honrar la vida de Lomas de Zamora,  en su presentación ante la sala decía: “Con mis 70 años soy una representante fiel de los adultos mayores,  trabajamos para buscar experiencias comunes para mejorar nuestra calidad de vida”. Un ejemplo de adulto mayor activa, que a su edad sigue trabajando para los demás con un programa de radio. Desde el espacio convocan a distintos especialistas para orientar al adulto mayor. 
 
Así como también narraba como el plantel de adultos colaboran para armar el programa, no solo atendiendo los teléfonos, sino también en la búsqueda de publicidades y en el desarrollo de sus propios boletines informativos. Norma agradece por ser tallerista del centro y afirma con énfasis y orgullo: “Como adulto mayor soy docente jubilada,  y me siento muy bien por todo lo que se hace en este lugar”.
 
Finalizando uno de los ateneos los jóvenes Leandro y Esteban representantes de Dinapam dejaban unas palabras para reflexionar: “Hablar de comunicación/ educación nos implica un desafío, que a través de la políticas publicas se pueda llevar las herramientas para lograr el objetivo, que es  romper con mitos y prejuicios sobre los adultos mayores  y generar calidad de vida para todos ellos”.

El encuentro fue muy positivo ya que se obtuvieron distintas perspectivas sobre el trabajo y la inclusión de los adultos mayores, en diversos ámbitos.  También se logró hacer un intercambio intergeracional, por que al evento lo presenciaron estudiantes, graduados, jóvenes talleristas,  así como también muchos adultos mayores que asisten a los talleres del centro de comunicación,  como adultos de otros lugares que contaron sus experiencias.  
 
En el entrecruzamiento de las experiencias cada uno desde su disciplina y de la región de donde provino hicieron del encuentro un lugar para aprovechar y saber que en otros lados también se lucha para que nuestros mayores sean cada vea más activos e independientes.
 
Desde el Centro de Comunicación  y Adultos Mayores queremos agradecer a todos/todas que hicieron posibles que este encuentro se pueda realizar y a todos/todas que desde muy lejos hicieron el esfuerzo por venir y participar volviendo al evento todo un éxito. 

martes, 2 de octubre de 2012


DIARIO POPULAR, domingo 30 de septiembre de 2012
 
CRECE EL ABUSO FINANCIERO
 
VIOLENCIA FAMILIAR CONTRA MUJERES DE 50 AÑOS Y MAS
 
Los datos de la línea 0800 del Ministerio de Desarrollo Social bonaerense revelan que más del 24 por ciento de las víctimas son mujeres mayores de 50 años y casi la mitad de los casos es por violencia económica.
 
 POR NATALIA MUÑIZ
 
El 24,29 por ciento de los llamados pidiendo ayuda a la línea 0800-666-5065 contra la violencia familiar del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires corresponde a casos de mujeres de 50 años y más, de los cuales el 40 por ciento es realizado “por vecinos o por hijas de esas mujeres quienes, en general, denuncian que los hijos varones maltratan a sus madres”.
Así lo confirmó el ministro Martín Ferré, quien destacó que “predominan los casos de crisis, de resolución urgente”. Y confirmó que “alrededor del 45 por ciento de los casos constituye violencia económica, principalmente por un familiar que le quita la jubilación a la víctima o le da sólo una parte”.
En este marco, el funcionario aclaró que “suele darse una conjunción de violencias, como ocurre en todos los casos, sin importar la edad de las personas que la sufren”.
“De acuerdo a las denuncias recibidas, la violencia física suele estar vinculada a la violencia psicológica y a la económica; en casos de las personas ancianas o enfermas, la falta de atención necesaria conforme la edad y el estado de salud en el que se encuentre. Pero es difícil conmensurar qué tipo de violencia sufren porque no se es víctima de un solo tipo de violencia”, explicó.
Respecto a las denuncias sostuvo que "no es que haya más casos que antes sino que en la actualidad está mucho más visibilizado” el tema del abuso y maltrato mediante las campañas de concientización, las charlas y debates, entre otras actividades, e indicó que “es en estos ámbitos donde queremos resaltar y dejar en claro que es posible salir de la situación de abuso en la que se encuentran insertas las víctimas”.
 
Modalidad frecuente
 
Consultada por este medio, la directora nacional de Políticas para Adultos Mayores (DINAPAM), Mónica Roqué, sostuvo que el abuso financiero es una modalidad frecuente que se da con “la quita parcial o total de la jubilación o pensión o la apropiación de la casa, por parte de un familiar o alguien del círculo de confianza”.
Al respecto recordó los resultados del “Relevamiento nacional en torno a la percepción de las personas adultas mayores sobre abuso y maltrato” presentado en 2010 por DINAPAM:
 
* El 36,8 por ciento de las personas mayores encuestadas sufrió maltrato.
 
* El 37 por ciento padeció maltrato psicológico.
 
* El 15,5 por ciento, maltrato físico.
 
* El 2,4 por ciento, abuso patrimonial. Sin embargo, los especialistas advierten que esa cifra es mayor pero no hay conciencia de lo que es abuso financiero.
 
La Red Internacional para la Prevención del Abuso y Maltrato en la Vejez (INPEA, por su sigla en inglés) definió el abuso financiero como: “la explotación, el aprovechamiento o despojo de los fondos y/o patrimonio por acción de terceros; el daño, pérdida, transformación, sustracción, destrucción, retención o falsificación de objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores, derechos o recursos económicos destinados a satisfacer las necesidades de las personas mayores”.
 “Ejemplos comunes son la utilización de la jubilación o pensión y/o apropiación de bienes e inmuebles mediante fraude, engaño o amenazas”, se indicó.
 
Relevamiento
 
En tanto, en el mes de noviembre se realizará la “Primera encuesta nacional sobre calidad de vida de los adultos mayores”, que registrará la autopercepción del estado de salud y la memoria; el acceso a los servicios de salud y a los medicamentos; los tipos de ayuda -vivienda, económica, de cuidados, entre otros- que las personas mayores brindan y reciben de parte de personas que no viven con ellas; la percepción en relación con distintas situaciones de abuso y maltrato -físico, psicológico, patrimonial, económico, abandono o negligencia, autoabandono, abuso sexual, maltrato estructural-; entre otros ítems.
El relevamiento, el primero de este tipo en Latinoamérica, es organizado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a través de la DINAPAM, el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) y el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).
 
Recuadro: Lanzan campaña del Buen Trato
 
En el marco de conmemorarse mañana el Día Internacional de las Personas Adultas Mayores, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a través de la Dirección Nacional de Políticas para Adultas Mayores (DINAPAM), lanzará la “Campaña nacional del Buen Trato hacia los mayores”.
La misma se realizará durante todo el mes de octubre con charlas, seminarios, caminatas, folletería, spot televisivos, entre otras actividades.
Al respecto se indicó:
 
* ¿Qué es el maltrato?
 
* Puede ser psicológico, físico, sexual y económico.
* No siempre es intencional, puede producirse por desconocimiento, negligencia u omisión.
* Puede existir en cualquier clase social y en cualquier edad.
* Se puede producir en la casa, en las instituciones, en las residencias para personas mayores, en la calle, en la comunidad en general.
* Puede ser provocado por personas conocidas y confiables como miembros de la familia, amigos, profesionales que atienden a personas mayores.
* Todas las formas de malos tratos llevan implícitamente una vulneración de los derechos de las personas mayores.
 
* ¿Qué es el buen trato?
 
* La forma de relación que genera satisfacción y bienestar entre las personas que interactúan.
* Se establece en relaciones igualitarias y democráticas, donde circule la palabra y haya una escucha respetuosa.
* Comienza con el reconocimiento de los derechos de las personas mayores.
* Es respetar la libertad y la capacidad de decisión de cada persona mayor.
* Es evitar todo tipo de discriminación y marginación de los mayores.
* Promueve un sentimiento de reconocimiento y valoración.
* Interacción igualitaria, reconocimiento, respeto y valoración del otro, garantizan el buen trato.
 
* ¿Cómo promover el buen trato?
 
* Tratando a las personas mayores como adultos responsables y autónomos.
* Involucrando a las personas mayores en las decisiones que les competen.
* Transmitiendo respeto, consideración, reconocimiento e igualdad entre las personas de todas las edades.
* Permitiendo la participación de las personas mayores en todos los asuntos sociales.
* Construyendo un entorno favorable a la movilidad, seguro y confortable.
* Educando en la no violencia y en la paz para construir una sociedad más solidaria y equitativa.
* Siempre se puede transformar una situación de maltrato.
 
* ¿Qué pueden hacer los adultos mayores?
 
* Conocer sus derechos.
* Mantener su libertad y autodeterminación.
* No dejar que la familia decida por ellos.
* Mantener el control de sus bienes.
* Decidir si quieren ayudar económicamente a un familiar.
* Elaborar proyectos y plantearse nuevos desafíos.
* Participar activamente en la sociedad, con amigos en el barrio, conocer nueva gente y hacer nuevos lazos afectivos.
* Mantenerse informados sobre la oferta de recursos sociales y sanitarios.
* Decidir quién puede ayudarlos y la forma de hacerlo.
* Pedir ayuda al sentirse maltratados y utilizar los recursos legales en los casos necesarios.
* Cuidarse, prevenir enfermedades y mantener hábitos saludables.
* Una persona informada difícilmente sea maltratada.

lunes, 1 de octubre de 2012

¡¡¡ FELÍZ DÍA A TODOS LOS ADULTOS MAYORES !!!

El 1 de octubre se celebra mundialmente el Día Internacional de las Personas 

Mayores, declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) el 

14 de diciembre de 1990.



Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas
1 de octubre de 2012
«La longevidad: forjando el futuro»
El rápido envejecimiento de la población y el constante aumento de la longevidad humana en todo el mundo representan una de las mayores transformaciones sociales, económicas y políticas de nuestra época. Estos cambios demográficos afectarán a todas las comunidades, familias y personas, y nos exigen que volvamos a pensar en cómo las personas viven, trabajan, planean su futuro y aprenden a lo largo de sus vidas y reinventemos el modo en que las sociedades se gestionan a sí mismas.
En un momento en que nos embarcamos en la elaboración de la agenda de las Naciones Unidas para el desarrollo con posterioridad a 2015, debemos plantearnos un nuevo paradigma que armonice el envejecimiento de la población con el crecimiento económico y social y proteja los derechos humanos de las personas de edad. Todos somos, individual y colectivamente, responsables de la inclusión de las personas de edad en la sociedad, ya sea desarrollando medios de transporte y comunidades accesibles, garantizando la disponibilidad de una atención de la salud y unos servicios sociales que tengan en cuenta la edad, o proporcionando un nivel mínimo de protección social suficiente.
Este año se conmemora el 10º aniversario de la aprobación del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento. A medida que aumenta el porcentaje de personas de edad en la sociedad, la audaz visión que se planteó en él, la construcción de una sociedad para todas las edades, es más pertinente que nunca.
La longevidad es un logro de la salud pública, no una responsabilidad social o económica. En este Día Internacional de las Personas de Edad, prometamos asegurar el bienestar de las personas de edad y lograr su participación de manera significativa en la sociedad a fin de que todos podamos beneficiarnos de sus conocimientos y capacidad.

viernes, 31 de agosto de 2012


Ser viejo no es pecado
POR ALEJANDRO GORENSTEIN / ESPECIAL PARA CLARÍN


El maltrato y la subestimación que sufren los adultos mayores es un mal extendido, que invita a pensar en el valor de la experiencia de vida, para respetarla y honrarla como corresponde. Japón, el mejor ejemplo, en septiembre celebra como fiesta nacional el Día de Respeto a los Ancianos.
Hace dos semanas, Malvina M. (84 años) le entregó el dinero de las expensas al encargado del edificio, como hace todos los meses desde que falleció su marido, en 2010. 
Sin embargo, en esta oportunidad se atrasó en el pago sin darse cuenta y el portero le pegó en la cabeza con un diario. “Me dijo que no podía ser que le abonara con la fecha vencida porque era él quien debía dar la cara con el administrador “, cuenta.
Este tipo de agresiones, en distintos grados, suelen ser protagonizados por adultos mayores que generalmente se encuentran solos, sin la posibilidad de poder relatar estos ataques ni efectuar las denuncias correspondientes.
Sólo un aspecto de la desprotección, más allá de la subestimación generalizada, que suelen sufrir los mayores en la Argentina, donde uno de los valores fundamentales parece ser la juventud.
Dentro de los estereotipos asociados con más frecuencia a la edad avanzada figura considerar a los adultos mayores como personas mental o físicamente enfermas, seniles, inútiles, aisladas, indefensas, pobres o impotentes. 
En general, según indican los especialistas, quienes agreden a los mayores son individuos con baja autoestima, temperamento explosivo e incapacidad para controlar los impulsos.
Por otra parte, suelen ser posesivos y acarrear una larga historia de dificultades, además de una compleja relación de demandas y necesidades insatisfechas con su “víctima”. 

Cómo somos

“La sociedad, en especial la occidental, habitualmente tiene un estereotipo negativo sobre la edad, que se mantiene por medio de chistes y frases discriminatorias. Esta actitud se da más en los jóvenes y va cambiando a medida que la persona misma se hace mayor. En cuanto al agresor o abusador del adulto mayor, se trata,  sin duda, de una persona con problemas de personalidad o de carácter. Puede sentir rechazo por el viejo para negar su propio temor a la vejez, o puede maltratarlo por verlo indefenso, débil, proyectando en él sus propios aspectos despreciados”, dice Patricia Feldman, licenciada en psicología. 
“El ‘viejismo’ constituye el conjunto de prejuicios, estereotipos y discriminaciones que se aplican a la gente grande simplemente en función de su edad.
Se suele entender erróneamente que el viejo no puede producir, por lo cuál se lo aísla y no se lo escucha. Se supone, además, que no puede aprender, que su vida está en descenso. Se lo deja solo, sin ninguna posibilidad de hacer transmisión de su experiencia de vida”, explica la licenciada Silvia Justo, fundadora y directora de Cesamende, Primer Centro de Especialistas Salud Mental Villa Devoto.
Todo ello pese a que la vejez, actualmente, tiene muchas veces más que ver con la actitud que se tenga ante la vida que con los años que se acumulen. Porque más allá de los males que puedan padecerse, sentirse viejo e inservible por el solo hecho de tener muchos años sería la confirmación de lo que la sociedad dictamina, por sobre lo que la persona siente. Se sabe: el chico y el joven que se ha sido siempre está dentro de uno.
Y es en la niñez, en el seno de la familia, el momento en que generalmente se instalan estos prejuicios en contra de los adultos mayores. “Cómo vieron tratar a los ancianos en su familia lo harán en el futuro”, asegura el doctor Carlos Eduardo Trosman, médico psicoanalista,  de la Asociación Psicoanalítica de Buenos Aires (APdeBA). Y agrega un concepto que guarda cierta relación con los temores que generan en los jóvenes y los adultos llegar a la tercera edad.
“También la vejez es un espejo donde los adultos se ven reflejados y en personas poseedoras de personalidad narcisística, este dato logra causar terror. Esto  induce a luchar contra cualquier señal que marca el paso del tiempo sobre nuestro cuerpo,  alentado por la presión social de mantenerse joven, y a la oferta masiva de cirugías y de productos antiage para escapar de la vejez”. 

Tipo de maltratos
En principio, existen tres tipos de maltratos: físico (agresión), psicológico (se presenta generalmente de manera verbal) y la negligencia o el abandono de los cuidados de una persona en sus necesidades básicas, como la alimentación, la vivienda digna y la higiene, y el abuso económico. 
Sin embargo, una de las formas más comunes de discriminación tiene que ver con la despersonalización que se le otorga a los adultos mayores utilizando adjetivos que hacen referencia a un rol familiar, como es el caso de “abuelo” o “abuela”. 
“Discriminar a la gente mayor es una actitud de parcialidad basada en el aspecto de la edad y no en el mérito individual o personal.  La discriminación, en general,  se refiere al comportamiento negativo hacia el adulto mayor, pero también puede referirse a una generosidad o amabilidad exagerada hacia ese particular grupo etario.  Así, llamarlos ‘abuelos’ o ‘nona, nono’, es también de alguna manera una forma de discriminar”, analiza Feldman.

Aquí y allá
La Argentina no es una excepción en relación al maltrato físico y psicológico contra los adultos mayores. 
Según el sitio web http://www.gerontogeriatria.org (órgano oficial de la Federación Argentina de Geriatría y Gerontología y de la Asociación Gerontológica Argentina), en América Latina los países con mayor índice de violencia son Colombia, Brasil y Panamá, donde se reportan anualmente más de 102 mil casos de extrema violencia, de los cuales un 38 % de los maltratados son adultos mayores.
En la Argentina y Chile, este fenómeno se ha venido incrementando desde hace más de tres décadas y se estima que más de 33.600 adultos mayores sufren algún tipo de violencia dentro del seno familiar.
En Europa, por ejemplo, en el último informe sobre violencia contra los ancianos, se desprende que aún los países del primer mundo son testigos de estas mismas problemáticas basadas en el abandono, el maltrato y la falta de tolerancia.

En los Estados Unidos, el maltrato a los mayores es considerado un problema muy serio, por eso, los 50 estados tienen leyes específicas contra el abuso de los ancianos y sistemas para recibir este tipo de denuncias. Por todos estos antecedentes a nivel mundial, en 2005 las Naciones Unidas instituyó el 15 de junio como Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a los Adultos Mayores. 

Japón, otro mundo

Uno de los países que van a contramano de esta tendencia es Japón, donde los ancianos son respetados y valorados como las personas de mayor experiencia. Entre otras cosas, a ellos les reconocen y agradecen la construcción de la sociedad sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial.
De hecho, en septiembre, se celebra el Día del Respeto a los Ancianos, una fiesta nacional. 
“Generalmente, en esos festejos los jóvenes cocinan para  los más viejos en un día cargado de significados y mensajes para las nuevas generaciones, a las que se les transmite la importancia del respeto a los adultos mayores en vez del rechazo típico que sufre la tercera edad en las sociedades occidentales”, detalla  Justo.
Apoyo y contención
El programa Proteger, que depende del Ministerio de Justicia y de Derechos Humanos de la Nación, cuenta con el servicio de orientación y asistencia psicosocial y jurídica al adulto mayor de 60 años ante una situación de violencia, soledad y abandono. 
Las consultas pueden ser realizadas por cualquier persona que tenga conocimiento de un derecho vulnerado de un adulto mayor.
También existe la posibilidad de realizar la denuncia ante el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, donde existen programas de prevención del maltrato en todo el país con abogados, psicólogos y trabajadores sociales que buscan la mejor solución.
Más allá de las denuncias, los especialistas coinciden que para que estas personas mejoren su calidad de vida es fundamental promover la vida social del adulto mayor, como manera de encontrar un grupo de contención y ayudarlos a mantenerse acompañados y activos. 
“Es importante que puedan acudir a centros barriales, grupos de tango, reuniones de juegos de cartas, talleres con implicancia física, gimnasia, caminatas, actividades al aire libre, manualidades, talleres de cocina”, detalla Tamara Chaffittelli, psicóloga y una de las coordinadoras de Dulces Compañías, empresa que se dedica a la búsqueda, selección y capacitación de cuidadoras y acompañantes profesionales para tercera edad.
Y concluye: “Con estos grupos de pares, el adulto mayor se siente útil, acompañado y tiene un lugar para compartir sus propias vivencias y sentimientos con un par que probablemente esté viviendo una situación similar. Esto los hace sentir mucho más vitales, tienen en qué ocupar su tiempo, haciendo algo productivo”

lunes, 23 de julio de 2012

CELADE-División de Población de la CEPAL.


Nos es grato informarle acerca de las novedades publicadas en el sitio sobre envejecimiento y desarrollo del CELADE-División de Población de la CEPAL. Para mayor información, visite:www.cepal.org/celade/envejecimiento.

·         En la reunión ordinaria del Comité Especial de la CEPAL sobre Población y Desarrollo , llevada a cabo del 4 al 6 de julio en Quito, fueron presentados los resultados de la tercera Conferencia regional intergubernamental sobre envejecimiento en América Latina y el Caribe (Costa Rica 2012). más información

·         El Observatorio Demográfico Núm. 12   está dedicado al tema de envejecimiento poblacional. Fue elaborado por el CELADE-División de Población de la CEPAL como una contribución para la celebración regional y mundial del décimo aniversario de la Segunda Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento (Madrid+10), y contiene datos estadísticos actualizados para 20 países de América Latina. más información

·         En 2011 la Asamblea General de las Naciones Unidas por medio de su resolución 66/127 decidió designar el 15 de junio Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez , e invitó a los Estados Miembros, las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales y regionales, así como a la sociedad civil, incluidas organizaciones no gubernamentales y particulares, a que lo observen debidamente. más información
    Atentamente,  


Boletín Envejecimiento y Desarrollo
CELADE-División de Población
Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)